935 729 667 canpujol@canpujol.com
Select Page

Historia

Can Pujol nació de la ilusión de una persona, Josep. El hecho de haber crecido en una casa rural le marcó profundamente, queriendo vivir, en, y del campo. Los principios están llenos de anécdotas. La primera fue el viaje en un utilitario sin ninguna garantía de poder recorrer con éxito la “escalofriante” distancia de 650 km que había entre Josep y sus cuatro primeras cabras, que el camino de regreso fueron ocupantes de aquel vehículo.

Formatges Can Pujol empezó su actividad en 1980 es una quesería muy pequeña. Los primeros quesos que elaboramos eran de consumo inmediato: Quesos frescos, mató, cuajada y fuimos ampliando a medida que el mercado cada vez se encontraba más receptivo a nuestros elaborados.

A Principios del año 1990 nos trasladamos a otro lugar un poco más amplio, en el estuvimos durante siete años. Fue entonces cuando surgió la idea de hacer un queso madurado. Nos pusimos ciertos condicionantes, entre los cuales deberían estar la máxima calidad y la originalidad .

Así  nació en el año 1991 el “Nevat” que como el tiempo nos está certificando, ha cumplido las premisas establecidas. Un queso que combina una técnica quesera esmerada y una elaboración totalmente artesanal, siendo “moldeado” manualmente pieza a pieza.

Actualmente estamos en unas instalaciones de 400 m2 que cumplen con todos los requisitos sanitarios, haciéndonos el trabajo más agradable y logrando así mismo, mejores resultados. La leche utilizada es analizada diariamente, para asegurar la máxima calidad.

Hoy, después de más de treinta años, FORMATGES CAN PUJOL se ha convertido en una empresa que está  presente en los principales puntos de distribución de Cataluña y de España y exporta a diversos países, en donde ha cosechado diversos premios y es reconocida por su calidad.